Saltar al contenido

Los 8 mejores termómetros de cocina

Los 8 mejores termómetros de cocina

Guía para comprar un buen termómetro de cocina

Tener un termómetro de cocina en su “arsenal” culinario es absolutamente esencial para poder controlar la temperatura interna de los alimentos, sobre todo teniendo en cuenta que muchos aparatos domésticos comunes, como hornos y cocinas, no siempre son fiables.

Ajustar la temperatura a ojo, de hecho, no garantiza un control perfecto de la cocción de ciertos platos y podría suceder que la comida aún cruda se llevara dentro de la mesa.

Si se pregunta cómo elegir un buen termómetro de cocina sin vaciar la cartera, puede inspirarse en nuestros consejos, para que pueda encontrar fácilmente el modelo que se adapte a sus necesidades.

Las tipologías

En general, el funcionamiento de un termómetro para alimentos es bastante simple e intuitivo, por lo que para usarlo correctamente no se necesita ninguna habilidad o experiencia culinaria en particular. Sin embargo, para llevar a cabo un control perfecto, especialmente en la preparación de alimentos específicos en los que el nivel correcto de cocción marca la diferencia, también es necesario considerar el tipo de termómetro que se utiliza, ya que los modelos disponibles en el mercado se clasifican de acuerdo con su uso previsto y no con sus características técnicas.

Si eres un principiante, un termómetro de inserción digital puede ser un buen punto de partida. Se utiliza generalmente para controlar la cocción de la carne u otros platos de consistencia sólida y consiste en una sonda de metal (de 10 a 15 cm de largo), que se inserta directamente en el corazón del alimento para comprobar su temperatura interna. Algunos están diseñados para ser utilizados también directamente en el horno, mientras que otros tienen una estructura de plástico que, por razones obvias, no es capaz de soportar el alto calor.

Los termómetros de sonda, por otro lado, son más versátiles y pueden utilizarse para casi todas las preparaciones, por lo tanto para líquidos como para comprobar la cocción de alimentos sólidos. Para controlar la temperatura del aceite y obtener una fritura crujiente y sabrosa, existen termómetros de fritura específicos, caracterizados por un clip que permite fijar la unidad en el borde de la sartén para sumergir la sonda directamente en el aceite. Existen, entonces, versiones más específicas, como los termómetros para el chocolate, los de vino y los llamados caramelómetros para medir la temperatura del azúcar.

Para entender qué modelos son los más fiables, también hay que conocer su nivel de precisión, un valor que varía según la tecnología utilizada. A este respecto, hay que distinguir entre los termómetros analógicos y los digitales. Estos últimos están equipados con un sensor que detecta las variaciones de temperatura y devuelve el resultado en una pantalla de cristal líquido, mientras que en los termómetros analógicos la temperatura corresponde al punto de la escala donde se detiene el material dentro del termómetro, generalmente el mercurio.

Una variante más innovadora son los termómetros digitales de infrarrojos, que tienen las mismas funciones que los anteriores, pero para medir la temperatura no necesitan el contacto directo con los alimentos.

El rango de temperatura

Una cosa que siempre debe tener en cuenta al comprar un nuevo termómetro de cocina es el rango de temperatura que el instrumento es capaz de calcular. Por lo general, los modelos profesionales pueden detectar hasta 350°C, mientras que los destinados a uso puramente doméstico tienen un máximo de 250°C. En cuanto a la temperatura mínima, la temperatura más baja es de unos 50 grados bajo cero.

Sin embargo, como hay muchas preparaciones culinarias que requieren un grado específico de cocción, como el chocolate templado o el caramelo, también es importante evaluar la sensibilidad del dispositivo en las variaciones de temperatura. En este sentido, es preferible elegir un modelo con un amplio rango de temperatura y un alto grado de precisión. Estos productos garantizan una mayor versatilidad de uso y devuelven resultados muy precisos.

Materiales

Por último, no hay que olvidar prestar atención también a los materiales de construcción, que deben garantizar una alta resistencia del color y una buena durabilidad en caso de uso intensivo, pero que también dependen en gran medida del tipo de termómetro y de su uso previsto.

Como ya se ha mencionado, existen modelos específicos diseñados para preparaciones especiales como el chocolate templado o el caramelo, y consisten en un núcleo de mercurio protegido por una carcasa de plástico muy gruesa y resistente que proporciona una buena protección en caso de golpes o caídas; mientras que otros (especialmente los diseñados para medir la temperatura de la cámara de cocción del horno) tienen una estructura de metal o de acero inoxidable.

En cambio, hay que señalar los termómetros digitales de inserción, que generalmente están fabricados con diferentes tipos de materiales: la sonda que entra en contacto con los alimentos está hecha de acero inoxidable o aluminio templado, mientras que el mango suele ser de plástico rígido para que el instrumento sea más ligero y práctico de usar.

En cualquier caso, siempre es necesario asegurarse de que los materiales utilizados son aptos para el contacto con los alimentos y, por lo tanto, libres de sustancias nocivas para la salud, como el BPA.

Los 8 mejores termómetros de cocina – Ranking 2020

Elegir un termómetro de cocina implica un gran esfuerzo, sobre todo si se quiere medir la temperatura de los alimentos con precisión y obtener resultados impecables. Pero cada modelo tiene sus propias características, por lo que antes de comprarlo hay que saber qué buscar en un objeto así para estar seguro de invertir bien el dinero.

Nuestro equipo, mediante la comparación de las ofertas más ventajosas del mercado, ha conseguido elaborar un ranking de los mejores termómetros de cocina del año 2020, para que pueda encontrar fácilmente el modelo que mejor se adapte a sus necesidades.

ThermoPro TP18 Termómetro Cocina Digital Ultrarrápido

El ThermoPro TP18 es sin duda el mejor termómetro de cocina que el mercado puede ofrecer, aunque el precio al que se ofrece puede superar el presupuesto presupuestado para la compra de dicho producto. Hay que decir, sin embargo, que comparado con los modelos más baratos vendidos en línea, el TP18 tiene una serie de características realmente interesantes. En primer lugar, tiene una sonda plegable que ahorra espacio pero también protege la integridad del objeto en caso de caídas o golpes.

Los que comparan los precios y características de los productos más vendidos del momento lo consideran el mejor termómetro de cocina profesional para una construcción de buena calidad, y sólo podemos estar de acuerdo. Los materiales han demostrado ser sólidos y extremadamente resistentes a las altas temperaturas, mientras que la presencia de un gancho magnético permite colgarlo en el borde de la sartén para controlar la cocción de los alimentos con precisión y sin escaldar.

Hablando de precisión, la sonda de acero es capaz de detectar temperaturas de -10° a +300°C con tiempos de respuesta muy rápidos, y los resultados son fácilmente legibles en la gran pantalla LED del mango.

opop agua termómetro de horno termómetro Digital 

¿Busca un termómetro de cocina para líquidos con una relación calidad/precio inigualable? Entonces eche un vistazo a nuestra revisión del modelo propuesto por TOPOP. Está equipado con una sonda de acero inoxidable, de 14,9 cm de longitud, capaz de medir de -50° a +300°C con sólo insertar la punta en el interior del plato, y puede utilizarse para controlar tanto la cocción de alimentos sólidos como la temperatura de los líquidos.

La pantalla LCD del mango es muy grande y fácil de leer, mientras que los botones laterales permiten cambiar los parámetros de medición en cualquier momento. La calidad de la construcción es típica de los productos de las mejores marcas, aunque no será posible utilizarla durante la cocción en el horno debido al mango de plástico y a la presencia de la batería.

Práctico y manejable, también es fácil de guardar gracias a su pequeño tamaño y al práctico maletín que se proporciona. En este punto, es fácil entender que el segundo clasificado de nuestra selección es el que tiene la mejor relación entre calidad y precio. Veamos de nuevo cuáles son sus principales características.

Tescoma 420910 – Termómetro Digital 

Tescoma 420910 - Termómetro Digital Presto colores surtidos

En nuestra opinión, el termómetro de cocina Tescoma podría convertirse en un valioso aliado en la cocina, ya que garantiza un rendimiento de nivel profesional mientras presenta un precio de entrada. Tiene un rango de temperatura de -50° a +300 grados centígrados, que puede cambiarse a Fahrenheit con sólo pulsar un botón.

Pero lo que más llama la atención es su notable versatilidad de uso: se puede utilizar durante la preparación de todas aquellas recetas que requieren un control preciso de la temperatura, como frituras, chocolate, asados, etc.

Equipado con una pantalla LCD y un estuche protector para el sensor, de unos 11 cm de largo, funciona con una batería LR44 que encontrará incluida en el paquete.

Juicios positivos también sobre el buen rendimiento de la construcción del modelo, que a pesar de estar construido en su mayoría en plástico, ha mostrado una notable resistencia al vapor, la humedad y el calor.

Estación Meteotime meteorológica con Sensor inalámbrico

¿Por qué comprar el termómetro de cocina infrarrojo de Oritronic? En primer lugar, permite la medición a distancia gracias al práctico disparador y al láser que garantiza un buen margen de precisión, y luego es apto para diferentes tipos de usos, por lo que no sólo para controlar la temperatura de los alimentos sino también la de una habitación o superficie. Los resultados se mostrarán en la gran pantalla situada en la parte posterior del instrumento, bajo la cual encontramos tres teclas que se utilizan respectivamente para encender, cambiar los grados de Celsius a Fahrenheit y calibrar el rango de medición.

El termómetro se caracteriza por su diseño ligero y manejable, con un mango ergonómico que, como se puede adivinar fácilmente, lo hace extremadamente práctico de usar: todo lo que hay que hacer es apuntar el sensor y apretar el “gatillo”, y en sólo cinco segundos se puede leer el resultado en la pantalla.

Sin embargo, algunos usuarios han detectado una diferencia de unos dos/tres grados durante las mediciones y, por lo tanto, aconsejan que se tenga en cuenta si no se quiere correr el riesgo de quemar los alimentos o de servir alimentos que todavía están crudos.

TFA Termómetro-higrómetro

TFA-Dostmann TFA 45.2040.42 - Termómetro e higrómetro para un Mejor Ambiente y Vivienda

Perfecto para freír y asar, este termómetro de cocina análogo de la marca TFA permite obtener resultados perfectos con el mínimo esfuerzo. A diferencia de los otros modelos comparados en nuestra guía, no necesita pilas para funcionar y no tiene componentes de plástico, por lo que también se puede utilizar para controlar la temperatura de la comida directamente en el horno.

El margen de medición oscila entre 20 y 300°C y los resultados son fácilmente legibles en la esfera, que se caracteriza por números muy grandes y claramente legibles. Como ya se ha mencionado, la estructura es totalmente metálica, por lo que es apta para todos los usos posibles sin correr el riesgo de deformación debido al calor. Además, está equipado con un práctico gancho para colgarlo de la sartén, de modo que no tenga que sostenerlo en la mano durante la medición.

El diámetro del objeto es de 5,1 cm mientras que la longitud de la sonda es de 14 cm, por lo que será posible guardarlo en un cajón o en un estante sin ocupar demasiado espacio, aunque carece de un estuche que habría ayudado a salvaguardar la integridad de la propia sonda.

RÖSLE 16245 – Termómetro Gourmet

El atractivo diseño y la buena calidad de los materiales de construcción han permitido que el termómetro de cocina Rösle entre en las cocinas de los italianos por derecho propio. Obviamente estamos hablando de un objeto bastante caro, pero si tiene la posibilidad de aumentar su presupuesto puede llevarse a casa un termómetro preciso, eficaz y también estéticamente hermoso.

Gracias al práctico gancho en el mango, puede mantenerlo expuesto en su cocina sin perturbar el estilo de los muebles de alrededor. Pero no es sólo el diseño lo que nos ha impresionado: la pantalla digital permite controlar la situación en cualquier momento, incluso en condiciones de mala visibilidad, y puede medir la temperatura de cualquier alimento con gran precisión.

Aquí el rango comienza desde un mínimo de -50°C hasta un máximo de 300°C, por lo que es bueno tanto para preparaciones frías como calientes. En resumen, tiene todas las credenciales para convertirse en su nuevo termómetro de cocina, porque es extremadamente preciso y sobre todo fácil de usar.

ThermoPro TP17 Termómetro Cocina Digital

ThermoPro TP17 Termómetro Cocina Digital de Doble Sonda con Modo Temporizador Termómetros de Barbacoa con Grande Retroiluminación de LCD para BBQ Carne Alimentos Líquido Parrilla Horno

En nuestra opinión, el termómetro de cocina para carne ThermoPro es el mejor que se puede encontrar. Los usuarios que lo han probado han quedado más que satisfechos con sus características, empezando por la presencia de dos sondas que permiten controlar la temperatura de varios platos simultáneamente.

Los tiempos de medición son bastante rápidos y, en sólo tres segundos, se pueden ver los datos en la pantalla frontal bien iluminada y fácil de leer. Elegir comprar un termómetro de precisión como este significa monitorear la temperatura bajo y sobre cero, de -10˚ a +300°C, con un mínimo margen de error, ya que puede medir hasta 0,1 grados de desviación.

Se puede ajustar la temperatura manualmente utilizando uno de los siete niveles reprogramados, y gracias al temporizador el usuario se libra de tener que vigilar constantemente la situación. Además, será posible colocarlo verticalmente en la encimera sin tener que sostenerlo en la mano, o utilizar los soportes magnéticos de la parte posterior para fijarlo a cualquier superficie metálica.

Kitchen Craft Deluxe – Termómetro de Cocina

El producto que cierra nuestro ranking es un termómetro analógico diseñado específicamente para todos los amantes de los postres caseros. Con el Kitchen Craft se puede determinar el punto exacto de cocción de mermeladas, conservas y otras recetas dulces, para convertirse en una herramienta útil para medir la temperatura del azúcar durante la preparación del caramelo.

Como todos los modelos de uso específico, sus funciones son bastante limitadas, por lo que no permite medir la temperatura interna de la carne y otros alimentos sólidos, ya que no hay ninguna sonda que insertar en el interior del plato. Sin embargo, merece un juicio positivo por la buena calidad de los materiales utilizados: la estructura externa es de acero inoxidable, mientras que el mango de plástico rígido lo hace más práctico y cómodo de usar.

Además, este termómetro de cocina para el azúcar tiene una doble escala graduada, Fahrenheit y Celsius, y en la parte superior del mango hay un práctico gancho para sumergirlo en aceite hirviendo sin riesgo de quemaduras y colgarlo una vez terminado el trabajo.