Saltar al contenido

Los 10 mejores amplificadores HiFi

Los 10 mejores amplificadores HiFi

Sabemos que los home cinema y los sistemas de sonido que se suelen montar en casa son una gran ventaja para aquellos que les gusta ver una película como si estuvieran en el cine o simplemente quieren tener un buen sistema de sonido en casa.

Los amplificadores son una gran solución para este tipo de personas ya que además de contar con infinitas características tienen la ventaja d que los podemos conectar a otros sistemas como los reproductores de cd o cualquier otro chisme.

Si lo que estás buscando es un buen amplificador Hi-Fi en este post te hablamos de los diez mejores amplificadores Hi-Fi que puedes encontrar ahora mismo en el mercado.

Yamaha AS-301 - Amplificador híbrido, 95W, estéreo, entrada digital, negro
  • Entradas de audio digital para TV o reproductor Blu-ray
  • Conexión para adaptador inalámbrico Bluetooth YBA-11
Onkyo A-9150-B - Amplificador de Audio (con Estero Integrado, 2 Canales, 75 W por Canal) Color Negro
  • Amplificador esterero integrado 2 canales con potencia de 75 W por canal
  • Resolución de audio 192Khz/24 bit
Yamaha A-S501 - Amplificador integrado estéreo de 120 W por canal, color negro
  • Terminales de altavoz enchapados en oro, RCA (CD, Phono) y terminales coaxiales
  • Entradas de audio digital para TV o reproductor de Blu-ray
DENON AVR-X550BT
  • Receptor AV de 5.2 canales con 130 W por canal.
  • 5 entradas HDMI, 1 salida; 4K/60 Hz de transmisión completa, compatible con HDCP 2.2.
Yamaha A-S201 - Amplificador Hi-Fi estéreo black
  • Terminal de phono MM para la reproducción de vinilo
  • Función de gestión de energía automática
auna CD708 - Home Cinema Estéreo Amplificador de Audio, 125 W RMS, 5 Entradas RCA, 1 Salida RCA, Mando a Distancia, Salida Frontal de Auriculares, Aluminio, Negro
  • POTENTE: La potencia del amplificador estéreo basta para sonorizar intensamente el espacio de una vivienda. El amplificador estéreo CD708 de auna provee una calidad de sonido nítida y dinámica en la que se pueden ajustar los tonos graves, agudos y medios.
  • COMPATIBILIDAD: La salida de auriculares de la parte delantera lo comunica con los cascos para reproducir música. En la parte posterior se localizan 5 entradas RCA para sintonizador de radio, pletinas de casete, reproductores de CD y DVD así como AUX y phono.

El mejor amplificador HiFi para el hogar

Marantz PM6006

El Marantz PM6006 es un amplificador Hi Fi integrado con buena calidad de audio y salida de potencia, con la capacidad de conectar dispositivos de entrada tanto analógicos como digitales, lo que lo hace ideal para la versatilidad y la comodidad. Perfecto para aquellos que buscan una solución única para amplificar y distribuir la señal a los altavoces de audio, en un estuche de 105 x 440 x 370 mm.

Ganador de varios premios como mejor amplificador estéreo, por su calidad de construcción y capacidad de generar un sonido cálido y envolvente, el Marantz PM6006 es ideal si estás buscando armar tu primer sistema estéreo para el hogar, no es un gasto loco y te permite conectar múltiples fuentes como reproductor de CD, tocadiscos, computadora, reproductor de red y más.

A diferencia de la versión anterior (Marantz PM6005), la segunda entrada óptica la hace versátil para aquellos que buscan combinar el sistema de alta fidelidad y de cine en casa en un solo amplificador de audio, por ejemplo, conectando un reproductor de CD y un streamer, así como un televisor.

La respuesta en frecuencia es de 10 Hz a 70 kHz, la potencia de salida es de 60 vatios RMS por canal en 4 Ω o 45 vatios RMS por canal en 8 Ω. Por lo tanto, se recomienda conectar dos altavoces pasivos con una impedancia de 4 Ω y una potencia inferior o igual a 60W, o cuatro altavoces con una impedancia de 8 Ω y una potencia inferior o igual a 45W.

Más concretamente, para conectar dos o más altavoces al amplificador integrado, hay cuatro canales disponibles, si se utilizan dos canales los altavoces pueden tener una impedancia de 4 a 16Ω, mientras que si se pretende conectar cuatro altavoces la impedancia de los mismos debe ser de 8 a 16Ω.

La limpieza de la señal está determinada por la ausencia total de circuitos integrados entre la preamplificación y la potencia. Los circuitos internos de la sección digital están encerrados en una caja metálica para evitar interferencias entre lo digital y lo analógico.

Las entradas disponibles en el panel trasero son cuatro pares de entradas RCA, una entrada fono, una entrada coaxial y dos entradas digitales ópticas. El único defecto es la ausencia de enchufe USB y de conectividad inalámbrica.

Yamaha A-S301

Otro amplificador integrado que podría ser la solución para un primer sistema estéreo doméstico es el Yamaha A-S301, con su potente forma y peso, acabado en negro o plata, y la presencia que destaca.

El sonido es hinchado y potente, y aunque no estamos hablando de un amplificador integrado de alta gama, tenemos que decir que la calidad del sonido se acerca bastante a la de los amplificadores más profesionales. La capacidad de conectar también un subwoofer es ciertamente una característica interesante para un amplificador estéreo.

Las dimensiones son 43,5 cm de ancho, 38,7 cm de profundidad y 15,1 cm de altura, pesa 9 kilos y tiene una sencilla interfaz frontal con potenciómetro de volumen, selección de entrada, ecualizador y botones de volumen. El botón directo puro le permite eludir el control de tono. En la parte inferior izquierda encontrarás el interruptor de salida A/B y la salida de auriculares, así como el botón de encendido.

Además de las diferentes conexiones RCA para las entradas analógicas, también encontrará dos tipos de entradas digitales, una coaxial y otra óptica. Para aquellos que quieran conectarlo a un tocadiscos de vinilo, está la entrada PHONO.

La potencia máxima de salida es de 190W, dividida en dos canales ambos de 95W en 4Ω, la respuesta de frecuencia es de 10 Hz a 100kHz, y se pueden conectar dos altavoces de 4Ω y 95W o menos. En la parte posterior también hay un interruptor para aumentar la impedancia mínima de 4 a 6Ω (con dos altavoces) o de 8 a 12Ω (con cuatro altavoces).

 Onkyo A-9010

Para aquellos que buscan la calidad de audio por encima de todas las demás características, este es el amplificador que más recomendamos.

Es una maravilla que Onkyo haya logrado alcanzar tales niveles de fidelidad de sonido en un amplificador de precio tan atractivo, quizás debido al hecho de que este modelo fue diseñado en Japón y terminado en el Reino Unido en componentes internos.

Ganador de varios premios desde su lanzamiento en 2015, el amplificador Onkyo A-9010 es capaz de producir sonidos envolventes, sin aplastar ninguno de los instrumentos incluso cuando la composición se hace más compleja, con un excelente equilibrio sonoro y el ataque de impulso adecuado para dar carácter a la música, con resultados extremadamente agradables en todos los géneros musicales.

La parte menos satisfactoria es la ausencia de algunas opciones que se encuentran en otros modelos, aquí está claro que Onkyo se ha centrado en la calidad del sonido en lugar de ofrecer muchas capacidades de conexión.

Todavía puede conectar dispositivos analógicos y digitales a través de las conexiones de la parte posterior que incluyen cuatro pares RCA, una entrada PHONO, una salida de línea RCA, una entrada digital coaxial y una entrada óptica. Existe una versión sin conectividad digital, que aparentemente es aún mejor en la representación del sonido analógico, pero esta versión ya es de gama alta por el precio de gama baja.

Se pueden conectar dos altavoces con una impedancia de 416Ω por altavoz, la potencia de salida es de 44W por canal en 8Ω, las dimensiones son de 435 x 129,5 x 332,5mm y el peso es de 8 kg.

Onkyo A-9110

Otra de las maravillas de Onkyo de la casa es el amplificador integrado A-9010, a un precio aún más bajo y con un sonido que especialmente en los bajos puede liberar una notable potencia y limpieza. Está un poco apagado en las frecuencias medias-altas, pero en este rango de precio no podemos quejarnos demasiado, y es bueno tanto para los altavoces de estantería como para los de pie (no demasiado potentes).

Es un amplificador que nos lleva de vuelta a la era analógica, sin entrada digital y sin opciones DAC, sin opciones inalámbricas, pero con una salida de subwoofer que es conveniente para aquellos que quieren añadir un poco de bajo a su música.

La potencia de salida es de 50W por canal RMS para los altavoces de impedancia 4Ω, o 25W en cada uno de los dos altavoces 8Ω. Para un sistema de alta fidelidad desde casa sigue estando bien, así que ten cuidado de no comprar altavoces demasiado potentes para arruinar el amplificador.

Nos gusta mucho la redondez del sonido reproducido, la sencilla interfaz del panel frontal y la intención de Onkyo de volver a la vieja escuela de los amplificadores analógicos, lo recomendamos encarecidamente a aquellos que buscan componentes económicos para su sistema de alta fidelidad con reproductor de vinilo.

La opción de Modo Directo le permite obtener un sonido directo y natural, inalterado por los elementos internos y la ecualización. Recomendamos utilizarlo en este modo y también le invitamos a dejar fuera el control de los tonos porque no funcionan tan bien como los de otros amplificadores.

En la parte posterior, también encontrará que el amplificador es muy simple, con cuatro pares RCA para las entradas analógicas, un par RCA LINE-OUT y una entrada de audio RCA PHONO para el tocadiscos, luego los conectores para los dos altavoces y el conector para el subwoofer, nada más. Para aquellos que no necesitan conectar dispositivos digitales, ordenadores u otras fuentes además de las habituales, esto es suficiente, y la calidad del sonido es lo que cuenta.

Yamaha A-S501

Yamaha A-S501 - Amplificador integrado estéreo de 120 W por canal, color negro

El Yamaha A-S501 es un amplificador de HiFi de nivel básico con una excelente relación calidad-precio. Es un modelo que se presta bien para todos aquellos que empiezan con la música Hi Fi, y quieren un amplificador integrado con amplia conectividad y buena potencia de salida.

En cuanto a las opciones de conectividad, el Yamaha A-S501 es uno de los mejores amplificadores integrados que se pueden comprar. Tenemos cinco pares RCA de entradas analógicas, una entrada PHONO para el tocadiscos, salida de auriculares, salida de subwoofer y entradas digitales ópticas y coaxiales (esta última es una novedad en comparación con la versión anterior).

Para los amantes de la música en alta definición, las salidas digitales admiten una buena calidad de profundidad de bits y frecuencia de muestreo de 24 bits/192kHz, por lo que no es necesario comprar también un DAC dedicado.

La única conexión que nos falta es el puerto USB para que puedas reproducir archivos digitales directamente desde tu PC. Hay un puerto USB en la parte posterior, pero sólo sirve para alimentar un dispositivo USB de su elección, como el adaptador inalámbrico opcional (Yamaha YBA-11) que puede comprar más tarde, si quiere añadir la funcionalidad bluetooth.

Con el amplificador Yamaha A-S501 puedes amplificar una buena gama de altavoces, incluso para altavoces de pie más potentes.

La potencia de salida por canal es de 85W, y el amplificador integrado funciona bien con la mayoría de las pistas de música. Sólo se esfuerza un poco cuando el género musical es muy complejo, con arreglos extensos y cambios dinámicos. En estos casos, los amplificadores de alta gama más caros son mejores para reproducir todos los detalles con precisión.

Denon PMA-520AE

El amplificador integrado Denon PMA-520AE tiene una presencia agradable, masiva y elegante, disponible en negro y plata, con características de buena calidad de sonido para aquellos que buscan un amplificador asequible. Suena bien, se carga poco, es óptimo para los altavoces de la estantería, y puede aceptar fuentes de audio analógicas de hasta 6 entradas.

No se pueden conectar más de 2 altavoces, y si se utiliza la impedancia de 4 ohmios la salida es de 70W por altavoz, mientras que si se utilizan los altavoces de 8 ohmios más comunes, la potencia es de 45W por canal.

No puedes esperar nada abrumador en lo que respecta a las capacidades de audio, estamos tratando con un amplificador integrado que hace el trabajo. Una buena característica es la presencia de la tecnología High-Current Single-Push-Pull para equilibrar la potencia y los niveles de detalle en la reproducción de música.

Los circuitos de audio y los cables del transformador de audio están bien separados para evitar cualquier tipo de interferencia con la calidad del sonido.

La parte externa está desnuda, inmediatamente entenderás para qué sirven los diferentes controles, también la parte trasera se mantiene muy simple, con pocas opciones y pocas posibilidades de cometer errores en la instalación.

La sección de entrada sólo acepta RCA, con las entradas habituales para PHONO, CD, SINTONIZADOR, AUX, RED y una sección de GRABADOR con dos pares de RCA. Hay dos conexiones de altavoces. En la parte delantera encontrarás un bonito mando central para el volumen, el selector de entrada, el tono y el balance, la sonoridad y la fuente directa, además de una salida para auriculares.

Pioneer A-30-K

Para aquellos que buscan un amplificador integrado de nivel básico para giradiscos y música analógica, el Pioneer A-30 es una de las mejores opciones. Con su diseño clásico y su excelente calidad de construcción, es una solución económica para aquellos que empiezan con un sistema Hi Fi de componentes independientes.

Toda la atención de Pioneer se ha centrado en los elementos analógicos para la amplificación de la señal acústica, e incluso desde el punto de vista mecánico nos parece inmensamente agradable de usar, con un tranquilizador clic de los mandos y la solidez del chasis.

Para los verdaderos puristas, una de las cualidades más apreciables es la posibilidad de excluir la parte de preamplificación (Power Amp Direct), en caso de que se quiera comprar un preamplificador externo dedicado a la gestión de la entrada en el futuro.

Hace un gran trabajo por sí mismo y amplifica la señal con detalle y firmeza, y también ofrece posibilidades de mejora del sonido cuando te familiarizas con los componentes de reproducción de Hi Fi.

La calidad del sonido es notable. Gracias a la presencia de un amplificador de clase D y a la tecnología de alimentación de Direct Energy Design, el Pioneer A-30-K es capaz de reproducir un buen aumento en las frecuencias bajas y medias, mientras que las altas frecuencias permanecen bien detalladas. Todo sin distorsión de sonido, para una reproducción de música nítida y compuesta.

Yamaha A-S201

Comparado con otros amplificadores del mismo rango de precios, este modelo es interesante por su alta capacidad de salida en vatios. La potencia es de 100W por canal en la impedancia de 8Ω, por lo que es adecuado para aquellos que buscan más potencia para amplificar los altavoces, sin tener que gastar las altas cifras de un amplificador de alta gama.

Literalmente, cuando enciendes el amplificador con una pista de bajos pronunciada, conectada a unos potentes altavoces, oirás el desplazamiento de los bajos y la potencia de fuego de un amplificador que también se puede utilizar para habitaciones de cierto tamaño. También es bueno para conectar el sonido del cine en casa en estéreo para ver películas a alto volumen.

La calidad de la construcción es buena en este rango de precios, pero hay que tener en cuenta que la pared superior está hecha de un metal muy fino, y en general la estructura es ligera y fácil de mover. Por suerte, no hay vibraciones molestas al escuchar, pero habríamos preferido unos gramos extra en el diseño.

La pared frontal consiste en una serie de botones, en lugar de perillas, para el control del tono y el balance de los canales izquierdo y derecho, y una pantalla que muestra la información diferente digitalmente. La elección del estilo aquí va a su gusto personal, si le gusta el tipo de control de botón, porque el único potenciómetro disponible es el control de volumen.

Para obtener un sonido más natural y fiel, recomendamos evitar los tonos y el equilibrio para acortar el paso de los circuitos internos y proporcionar más detalle y calidad de sonido.

Auna CD708

El amplificador de entrada de alta fidelidad Auna CD708 es de bajo costo, buena capacidad y recomendado para aquellos que quieren gastar muy poco para instalar un sistema estéreo para uso en el hogar. Permite conectar un reproductor de CD, cassette, radio y otras fuentes analógicas a través de las entradas RCA de la parte posterior, y está equipado con tomas de auriculares para escuchar música sin molestar.

A través de la entrada PHONO, también puedes conectar un tocadiscos de vinilo para aquellos que quieran una instalación vintage. El sonido es equilibrado, agradable, rico en tonalidades y la relación calidad-precio es muy atractiva.

La potencia de salida declarada es de 50W por canal en 8 ohm, y la respuesta en frecuencia es de 20Hz a 20kHz. Para indicar que se trata de un amplificador de nivel de entrada, la distorsión armónica es un poco alta, del 0,7%, y el peso de la unidad no indica realmente una calidad muy alta de los elementos internos, de hecho el amplificador pesa alrededor de la mitad de los revisados en la primera parte de este ranking.

Para un oído poco exigente, y para aquellos que se ven obligados a conectar un par de altavoces pasivos sin gastar mucho dinero, encontrarán que este modelo es bueno por sus características y precio, con un bonito diseño y controles manuales de calidad, y el mando a distancia también está disponible.

Dynavox CS-PA1

Para aquellos que tienen poco espacio y quieren crear una pequeña estación de alta fidelidad con altavoces de baja potencia, el Dynavox CS-PA1 es un amplificador estéreo muy asequible, que mide 18 x 14 x 6,5cm capaz de manejar hasta tres fuentes como CINTA, SINTONIZADOR y CD, una salida de GRABACIÓN y amplificar dos altavoces con una potencia de hasta 25W cada uno.

En la parte delantera se encuentra el botón de encendido, la salida del jack de los auriculares, el potenciómetro de volumen, el control de tono y la selección de la fuente. Hay un botón llamado 3D, que se puede utilizar para crear un sonido similar a un efecto de sonido envolvente, tanto para escuchar con altavoces como con auriculares.

El tamaño compacto y el peso ligero le permitirán colocar este equipo de audio en cualquier posición, incluso en una pequeña biblioteca donde no tendrá mucho espacio para colocar su sistema de alta fidelidad.

La calidad de audio aquí está en el último piso, quien compra este artículo no está buscando un modelo para audiófilos, es una solución muy económica adecuada para aquellos que tienen un par de altavoces pasivos para usar y quieren gastar poco para ponerlos a prueba.