Saltar al contenido

Las 6 mejores cámaras Réflex

Las 6 mejores cámaras Réflex

Si ha decidido dar un paso adelante en su pasión por la fotografía, el lugar de aterrizaje natural es la compra de una réflex. Si eres un novato, nuestro consejo es que te concentres en un modelo no muy caro, y luego eventualmente reemplazar el cuerpo de la cámara o comprar más lentes de alto rendimiento.

Nikon D5300 - Cámara réflex de 24.2 MP (Pantalla TFT LCD inclinable 3.2", Sensor CMOS DX, vídeo Full HD, AF dinámico con 39 Puntos, WiFi, GPS), Negro - Kit con Objetivo Nikkor AF-S DX VR 18-105 mm
  • Sensor de imagen CMOS de formato DX de 24.2 megapíxeles
  • Pantalla LCD de 8.1 cm (3.2 pulgadas) y alta resolución de 1 037 000 puntos
Rebajas
Sony Alpha 68 - Cámara con Montura Tipo A (Sensor CMOS Exmor APS-C de 24 MP, procesador BIONZ X, Enfoque automático, Pantalla LCD inclinable)
  • Sistema de enfoque automático con detección de fases de 79 puntos (15 puntos reticulares)
  • Sensor CMOS Exmor APS-C de 24 MP
Pentax K-1 Mark II + Objetivo D FA 24-70mm F2.8
  • Sensor cmos de 36x24mm con 36 megapixeles
  • Estabilizador de 5 ejes incorporado, estabilización de 5 pasos de obturación
Pentax K-70 - Cámara réflex (Objetivo 18-135 mm, 24 MP, sensibilidad ISO hasta 102400) Color Negro
  • Sensor CMOS de 24 MP de tamaño APS-C sin filtro AA
  • Alta sensibilidad ISO hasta 102400 con bajos niveles de ruido

Las mejores cámaras réflex del mercado

Canon EOS 2000D – Cámara réflex de 24.1 MP

Canon EOS 2000D - Cámara réflex de 24.1 MP (CMOS, Escena inteligente automática, 9 puntos AF, filtros creativos, EOS Movie, Full HD LCD 3

Según la opinión de los compradores, la Eos 2000D está entre las mejores DSLR de 2020 en la categoría de nivel inicial, tanto por el excelente rendimiento ofrecido como por su precio muy asequible.

La cámara Canon DSLR se distingue ante todo por su sensor CMOS de 24,1 megapíxeles y su sistema de autoenfoque de nueve puntos con la función Live View que permite manejarla tanto desde la pantalla como desde el visor óptico, lo que la hace extremadamente fácil de usar incluso para los fotógrafos aficionados novatos. Puede grabar vídeos en formato Full HD que duren hasta 30 minutos y tomar fotos JPEG y RAW con una resolución máxima de 6.000 x 4.000 píxeles.

También integra un módulo Wi-Fi para la conexión remota y cuenta con la aplicación Canon Photo Companion, que puede descargarse gratuitamente, para guiar a los principiantes en el ajuste correcto de los parámetros de disparo.

Nikon D5300 – Cámara réflex de 24.2 MP

Con la Nikon D5300 estamos definitivamente arriba en la categoría, mientras permanecemos en la gama de productos para uso amateur y semi-profesional. Esta DSLR Nikon es parte de un kit que, además del cuerpo de la cámara, incluye un teleobjetivo Nikkor VR 18-105mm y una tarjeta SD Premium Lexar de 8 gigabytes 200x.

Cuenta con un sensor CMOS de 24,2 megapíxeles en formato DX, Wi-Fi y sistema de seguimiento GPS incorporado, sistema de autoenfoque de hasta 39 puntos y un gran monitor LCD de alta resolución que puede girarse para permitir disparos desde ángulos normalmente imposibles para otras DSLR.

Las mayores limitaciones de la D5300, según los compradores, son la dificultad para enfocar en condiciones de luz críticas y la baja duración de la batería, que se reduce aún más si se abusa del zoom, de la pantalla Live View y del sistema de seguimiento GPS.

Sony Alpha 68 – Cámara con Montura Tipo A

Entre las diversas cámaras réflex comparadas, la Sony Alpha 68K se ha destacado sobre todo por su excelente rendimiento en tomas dinámicas, con sujetos que se mueven rápidamente.

Monta un sensor de captura de imagen CMOS Exmor de 24,2 megapíxeles, obviamente siempre en formato APS-C, y un procesador BIONZ X, por lo que la resolución de las fotos y los vídeos es igual a la de los modelos previamente examinados aunque, según algunos compradores, la calidad de la imagen es ligeramente inferior a la de las DSLR de Canon y Nikon.

Por otra parte, la DSLR de Sony ofrece un sistema de autoenfoque de 79 puntos, 15 de los cuales son puntos de enfoque cruzado, que, combinado con el algoritmo de seguimiento de sujetos en movimiento, ofrece un alto rendimiento en el autoenfoque continuo y el disparo dinámico, incluso continuo hasta 8 fotogramas por segundo, y mantiene una buena eficiencia incluso en condiciones de poca luz.

Pentax K-1 Mark II + Objetivo D FA 24-70mm F2.8

Pentax es uno de los fabricantes más antiguos y prestigiosos en el campo de la óptica y la fotografía, su fundación se remonta a 1919, y por supuesto es japonés, como la mayoría de las marcas líderes en este sector.

La Pentax K-1, aunque el precio del cuerpo de la cámara por sí solo pueda parecer considerable, es en realidad uno de los modelos más vendidos y es especialmente apreciado por los fotógrafos profesionales; se trata de una DSLR de fotograma completo equipada con un sensor CMOS de alto rendimiento, con una resolución de 36,4 megapíxeles efectivos, sistema de reducción de vibraciones Shake Reduction de última generación, una sensibilidad que llega hasta un valor de 204. 800 ISO e incluso el sistema ASTROTRACER, que permite a los astrofotógrafos seguir los cuerpos celestes sin necesidad de una montura ecuatorial. Es el buque insignia de la serie K, y es la mejor cámara réflex entre las examinadas.

Pentax K-70 – Cámara réflex (Objetivo 18-135 mm, 24 MP, sensibilidad ISO hasta 102400) Color Negro

Después del buque insignia de la Serie K de Pentax, no podía faltar este excelente kit, que consiste en el cuerpo de la cámara del K-70, una DSLR Pentax de clase avanzada completa con un teleobjetivo HD Pentax-DA L de 18-50mm WR, uno de los objetivos de zoom estándar APS-C más compactos de su categoría.

Por lo tanto, como ya se ha mencionado, el K-70 es un DSLR avanzado, es decir, está en el nivel de entrada superior, pero más bajo que los modelos semi-profesionales. Entre otras cosas, cuenta con un sensor CMOS APS-C de 24,2 megapíxeles, un sistema Shake Reduction y una pantalla diseñada para ofrecer el mejor rendimiento durante el uso en exteriores, con una función de luz roja que ayuda a mantener las pupilas del operador dilatadas durante las tomas nocturnas y las fotografías astronómicas.

La única limitación es el costo, que para una DSLR avanzada es bastante sustancial y por lo tanto accesible sólo para los fotógrafos aficionados más exigentes.

Olympus E-450 – Cámara Réflex Digital 10 MP (Objetivo 14-42mm)

La Olympus E-450 DSLR es un modelo bastante anticuado, como se puede adivinar por sus especificaciones, pero aún así es muy cotizada y apreciada especialmente por los principiantes aficionados debido a su bajo precio. De hecho, es el más barato de todos los modelos DSLR examinados en nuestra guía.

Se introdujo en el mercado en 2009 y su principal característica es la norma especial de los Cuatro Tercios desarrollada conjuntamente en 2002 por Olympus y Kodak; el nombre de la norma se refiere al tamaño del sensor, cuya superficie es similar a la del tubo de rayos catódicos de 4/3″.

La principal característica de los sensores construidos con este estándar es que son más pequeños que los sensores APS-C, cosas que según los diseñadores habrían permitido realizar cámaras réflex de dimensiones más compactas. El Olimpo E-450, de hecho, no sólo tiene el precio sino también las dimensiones.

Guía para comprar una buena cámara réflex

Identifique su grupo de usuarios

La réflex es el objeto de deseo de todo entusiasta de la fotografía, así como la principal herramienta de todo buen fotógrafo profesional, pero desde la llegada de la digitalización han aumentado los tipos de cámaras disponibles en el mercado e incluso el usuario se ha dividido en bandas cada vez más específicas, determinadas según el nivel.

Para los fotógrafos aficionados principiantes que no tienen ninguna experiencia y conocimiento técnico a sus espaldas, por lo tanto, entender cómo elegir una buena DSLR puede ser una tarea ardua y sin la orientación adecuada se corre el grave riesgo de gastar una cantidad sustancial de dinero y luego ver defraudadas sus expectativas.

Por lo tanto, para entender qué cámara réflex comprar, primero debe tener una idea clara de sus necesidades y del tipo de uso que pretende darle, luego, y dirigirse a la fascia correspondiente. Estos últimos se subdividen a partir del segmento básico que agrupa los modelos destinados a los principiantes amateurs, también llamado gama de nivel de entrada, pasando por la gama avanzada, semiprofesional y profesional, hasta llegar a la denominada gama de almirantazgo, que es la más alta tanto por el coste como por la calidad y el rendimiento que ofrece el equipo.

Desde el nivel principiante hasta el semiprofesional

Los precios de las DSLR pueden variar considerablemente en función de su gama, pero siguen estando dentro de ciertos parámetros estándar comunes a todos los fabricantes del sector.

Las cámaras réflex de entrada, sólo para dar un ejemplo, son las más baratas porque están diseñadas para principiantes; por lo tanto, son muy fáciles de usar y su costo puede variar entre 200 y 500 euros dependiendo de las características que posea el modelo.

Este tipo de cámara réflex se destaca porque prefiere los automatismos, manteniendo al mismo tiempo un buen rango de ajuste manual de los parámetros de disparo.

Subiendo dos pasos más, en el rango avanzado y semiprofesional entonces, el precio oscila entre 600 euros y unos 1.200 euros. Las cámaras de este segmento mantienen la opción de disparo del obturador en modo automático y aumentan la gama de ajustes de parámetros manuales, pero también cuentan con sensores de captura de imágenes de generación intermedia y microprocesadores para mantener un costo proporcional.

Todas las cámaras digitales DSLR de nivel básico a segmentos semiprofesionales también están equipadas con un flash integrado y un sensor APS, que es más pequeño que el tamaño real del cuadro de una película de 35 mm; su costo también incluye el cuerpo de la cámara y un teleobjetivo.

APS profesional y DSLR de cuadro completo

Por otra parte, la gama profesional se divide en dos categorías según el formato del sensor de captura de imágenes, APS o Full Frame, y estas últimas en particular representan los buques insignia de las cámaras SLR.

El coste de las cámaras réflex profesionales oscila entre los 1.200 euros y los 2.000 euros y más sólo para el cuerpo de la cámara, por lo que la diferencia económica es considerable. En el caso de una cámara DSLR de cuadro completo, es decir, equipada con un sensor con un formato similar al de la película de 35 mm, también cambia la arquitectura de la cámara, que no tiene flash pero está preparada para montar una externa.

La montura de la lente, además, tiene un diámetro mayor en comparación con las SLR APS, con la consiguiente y considerable variación de costos también en lo que respecta a los teleobjetivos y los accesorios.